12/03/2012 - Las Inmobiliarias deberán entregar a la UIF datos sobre sus clientes

El Gobierno formalizó el nuevo control orientado a evitar acciones de evasión o lavado de dinero. Los corredores deberán enviar a la UIF los datos personales de quien emprenda una operación. Una medida similar se tomó en Uruguay para cumplir con solicitudes del GAFI
El Gobierno puso en vigencia nuevos controles para reprimir acciones de evasión, lavado de dinero o cualquier otra irregularidad, en las operaciones inmobiliarias.
Por medio de la resolución 16/2012, el Poder Ejecutivo estableció que "los agentes o corredores inmobiliarios matriculados y las sociedades de cualquier tipo que tengan por objeto el corretaje inmobiliario" tendrán que enviar a la Unidad de Información Financiera (UIF) datos personales de quienes intervengan en la operación.

Con esos datos, la UIF investigará operaciones "inusuales", que se caractericen por ser "tentadas o realizadas en forma aislada o reiterada, sin justificación económica y/o jurídica, ya sea porque no guardan relación con el perfil económico, financiero, patrimonial o tributario del cliente".

También actuará frente a las operaciones "sospechosas" que, "habiéndose identificado previamente como inusuales, se determinó que no guardan relación con las actividades lícitas declaradas por el cliente".

La nueva disposición indica que los inmobiliarios deberán identificar a sus posibles clientes, previo de iniciar cualquier relación comercial. Además de enviar a la UIF datos personales del cliente, también se tendrá que verificar que los demandantes no se encuentren incluidos en los listados de terroristas, y "solicitar información sobre los servicios y/o productos requeridos y los motivos de su elección".

"También para el caso de los clientes que realicen operaciones por un monto anual que alcance o supere la suma de $ 600.000, se deberá definir el perfil del cliente" con "información y documentación relativa a la situación económica, patrimonial, financiera y tributaria".