24/06/2012 - Inflación en la venta de Propiedades.

En CABA el valor de departamentos usados de 2/3 ambientes se esta manejando en 1617 uss, hace 1 año atrás este valor era de 1540 uss, un 4 % de diferencia entre año y año que difiere mucho de los valores en departamentos a estrenar. En edificios nuevos se está acumulando una suba del 29% en el barrio de Palermo llevando el valor promedio en 3220 uss. Estas subas de precios están ligadas al incremento que tuvo la obra en el costo de la construcción, la incidencia de los lotes y los sueldos. De la misma forma, el flagelo “inflación” en la venta de propiedades, no solo golpea a los constructores. Poca oferta crediticia de los bancos, a los grupos de bajos recursos y clase media. Este dato se refleja en el valor de concreción de operaciones de este año. Al inicio del año pasado el 50% de las operaciones que se concretaban eran de valores inferiores a los 250.000 $ actualmente este tipo de operaciones se redujo a un 35%.

Los grupos desarroladores de emprendimientos confian en el crecimiento del mercado

Teniendo en cuenta que el ladrillo en la sociedad Argentina siempre fue un refugio de valor, la espectativa de las constructoras es positiva frente a este escenario. Hoy los pesos como moneda son aceptados por los constructores dado que son aplicables al pago de sueldos, sobretodo en fideicomisos al costo. No obstante hubo una importante caída en la cantidad de permisos de construcción (27,6%) solicitados en la Ciudad de Buenos Aires. De todas formas, dado que las posibilidades de inversión son limitadas, y la seguridad tangible del ladrillo es moneda corriente, analistas del mercado mantienen el optimismo frente a los primeros números del año.

Más de la mitad de los proyectos enfocados al dpto de 1 ambiente. Esperando el ingreso de divisas por la venta de soja de abril, y contemplando que el inversor agropecuario tiene una gran tendencia a la compra de propiedades como respaldo, se genera optimismo para los meses venideros. Solo faltará buscar las herramientas para dar acceso a la clase media al crédito hipotecario, intentando de esta manera, cambiar el tipo de construcción hoy enfocada básicamente a los inversores, dejando pocas alternativas a las familias. Independientemente de todos los números analizados, difícilmente se puede establecer una tendencia con solo 2,5 meses analizados. Ya en marzo se empezo a sentir un poco más de movimiento que en los primeros 2 meses.